lunes, 3 de julio de 2017

Irónica Muerte, Supermujerzuela





Uno

Hola, estás ahí?

Grito desgarrador
Voz quebrada en lo profundo
Que rompe el velo de la noche

Fustiga con el látigo de su boca
Tirotea el vestigio de huesos secos
Y de pura violencia cobra vida

Vistió su alma con harapos
Llegando al estado de ángel
Hasta verse a sí mismo
Con el lente del telescopio

Hola, estás ahí?

Suenan timbres en la noche
Silencios ensordecedores
A pleno medio día.

Enciendes la tele
Al cabo de un rato
Los ingenieros sociales
Ya te han agarrado
Del cerebro.

Belleza evolutiva de la Mente Universal
El cambio, única realidad indiscutible.

Que todos estos traspies
Nos conduzcan a la autorrealización
Levanta la cabeza mente resiliente.

Estás ahí?

Ven ya, realidad del espejo
Fuente de todo reflejo
Voz corporea que da forma
A la poesía:

Oh mar
Oh tierra
Oh aire
Oh fuego

Vocales, sobre todo vocales y sus sentidos escondidos
Vetados para la mayoría de los mortales.

A: torres, edificación, Torre de Babel levantada por Nimrod
E: cuerpo de lascivia, esqueleto de la lengua de cervantes
I: Ángel guardián, columna del mundo sensitivo y sutil
O: Orificio complejo y muy raudo, entrada al pasadizo secreto
U: Manos levantadas del espíritu, canción de pájaros libertos.

Vocales todas ellas
Cartas de una baraja mística
En un baile de sentidos cabalísticos

Ellas hablan de los viajes de marineros
En busca de su propia estrella
Volantín rodante que te encuentras
En la propia marcha

No va por ahí, siembra
Para levantar con máxima alegria
Sus brazos ante el Gran Creador

Agradecimiento
No petición

Profecía
No doctrina

Camino de corazón

Eres tú el guerrero
Eres tú la guerrera

Apolos y amazonas
Es nuestra hora propicia
Para hacer girar la tuerca

Pasar de la incertidumbre
Al hallazgo feliz
Luego de las incontables veces
Que el pavimento se ha estrellado
Contra nuestra propia cara

Ahora somos los grandes atletas superhumanos
Rompiendo marcas en el terreno del erotismo
Amantes al cubo, románticos que terminamos
Colgados en el altar del desprecio

Aquella aversión que impulsa el motor
A serenarse y rendir en todo su potencial
Se recluye en su esfera creativa por un tiempo








Dos

Gracias por el viento
Gracias por la compañía de los bohemios y su suerte
El ensueño es la fuerza de nuestro lado
Fuerza para realizar el ensueño

Caminar en el sueño lúcido
Tal como lo hacemos en la vigilia
Nos rodea un lujo nocturno
Sólo comparable
A un hoyo negro en el sol

Galerías de la urbe
Donde se vive en los extremos
En las fronteras de la blasfemia

Fantasía colmada

Momento exacto entre la noche
Y la madrugada
Amanecer de los vivos
Que se encuentran
Con la luz divina

Somos encontrados por aquella luz
Rescatados del aturdimiento
En que la inconsciencia
Nos llevaba de transgresión
en transgresión

Ahora transgredimos a consciencia
Abatiendo el muro de la circunstancia
Somos lo que se construye más allá
Del polvo que deja la Gran Conflagración

Tus amores serán en lo sucesivo
Serán lo que te de la gana de vivir
A partir del noble extravío
De los sentidos

Los niños siempre han dicho la verdad
Sus sonrisas son sabias profecías
Del mundo que vendrá
De lo que pronto se manifestará
En canciones
En amor libre
En bienestar
Permanente

Hasta el momento la muerte
Ha perdonado mi extravío
Su ironía parece lejana
Solamente llegan hasta mi
El polvo de sus uñas
Mientra ella se las afila.

Búsqueda asidua entre símbolos
Entre los aullidos de los lobos







Tres

En el horroroso y áspero tedio
Fuimos una sola entidad
Divididos por dentro
Esperando que la experiencia
Arrojara sus sazonados frutos
Ignoramos causas
Asumimos consecuencias

Pedir confianza es cosa insensata
Solicitar amor es asunto de mendigos
Una vez sucios otros ojos verán suciedad
Sólo a nosotros nos queda perdonarnos
A nosotros mismos saber lo que valemos

Soy un trozo de carbón
En proceso de convertirse
En un jodido diamante
Demonios...!!!
Que suerte la mía

Mejor sucio por completo
Sumergido hasta la coronilla
De lodo purificador
Que sucio por partes
La limpieza entonces
Se buscará como una apuesta
De vida o muerte
No como una sesión
De maquillaje.

Cantar de romances y donjuanes
Aprendices del dolor
Campeones de la resurrección






Quatro

El hombre detrás de la puerta
Sombra, empleaste siglos
En transformarte en luz
Ahora sólo deslumbras
Oh director de la música
De las esferas

Las siluetas se tornan en ceniza
Cayendo el pesado fardo de velos
Que se superponen
En la mirada
En la visión

Cantan de nuevo las aves
Sólo que esta vez
Bajo un cielo nuevo
Dentro de mi cabeza

Has conocido el lado oscuro del amor
No una vez sino en reiteradas ocasiones
Destrozando los dedos de tus pies
Con la misma piedra
En situaciones
Gemelas

Eso que llamas destino es karma
Organizador clandestino de peleas
Que envía sus matones
A los sujetos indicados
Para molerlos a golpes
O levantarlos
De un solo golpe

En lo sucesivo el renovado espíritu
Alcanza el pan del cielo
Se mueve a la par que el rayo de luz
Tu vereda es el universo entero





Cinq (plano real)

Tú desvaneciéndote
Muy atrás de este mar
De irrealidad

Vivo mi ensueño
De confecciones
Propias

Creyéndome a rabiar
Esta falacia del libre
Albedrío

Esperando que la chica
De la ventana
Vuelva a dejar su olor
En mis esquinas
De carne
Con su electrizante
Timbre de voz

Supiste en lo sucesivo
Luego de recorrer
El libro de principio a fin
Que no podrías
Respetar al tirano
Cósmico
Aquella cucaracha
Siempre quiso volar
Hasta volverse intocable
De alguna forma
Inenarrable

martes, 21 de febrero de 2017

El Beso de La Maga de la Montaña





Entrada en años la Maga de la Montaña
No sigue siendo otra cosa que el reflejo
De su propia visión de los árboles y la magia
Del sexo que brota en cada flor
De la noche que sigue el curso de la locura

Cálida, tan suave como el pico del embrión
Ella sola ha navegado los ríos del sueño
Surcando aguas que sólo ella conoce
Porque le son dadas
Porque le es dado inventarlas

Turbulencias de antiguos reinos
Lejanos designios de reyes míticos
Reinas de fabulosas gestas de poetas
La inspiración encuentra trabajando
Al gigante de sus propios artificios

De modo que horas se convierten
En lapsos que se estiran como látex
Hasta alcanzar a rozar los vientres
De la eternidad que os subyuga

Las grandes avenidas, las torres de luz
Ciudades que son portales de otras
Colmenas de interacciones cerebrales
Cerebros de luz, claroscuros, contrastes

Un genio de la botella anda en ajustados jeans
Con su guitarra, su tarot y su tambourine
Hojas arrugadas que contienen en sus fibras
Las claves fundacionales de sus creaciones

Auténticos paraísos, antídotos del mal.

Canciones no perdidas en los juegos de azar
Sino alegría por los ciclos y las estaciones
Aparición gozosa de la Maga de la Montaña
No desvanecida por los deseos no cumplidos
Ni fastidiada por la introducción no avisada
Del asomo de locura

En trenes desquiciados viajaban nuestros cerebros
Caminando entre vagones de todas partes
Transiberianos, Southern Rail, Interoceánicos
Asomando sus exhalaciones en montañas purificantes
Mientras guardábamos un calor interno

O soportamos bien el frío
Y las duchas a presión
Que nos envía en bloque

La masa divina


martes, 24 de enero de 2017

De Artistas del Infierno y Otros Cantares Gitanos






   Los artistas de cierta esfera infernal
Han instalado sus talleres itinerantes
A lo largo del Sena

Curtidos por el sol que es de todos los colores
Los versos del sobreviviente les asisten en la jornada

Serpiente amarilla y rítmica
En el Barrio Latino 

Descubriste el bálsamo de oscura melodía
Belleza natural y artificial
En paraísos frecuentados
Por los poetas
Por los adivinos
Por músicos de feria y piratas

Las ciudades son bosques de tinta
Desiertos de asbesto y alquitrán
Danzas de muerte gris
Y palacios de entretenimiento
Contrastes de venenos diversos

La estatua equestre
ha cobrado movimiento
Se pierde en sus ropas
Como el rey serpiente
Escapando entre nuestros pies

Daremos caza a la víbora
Y la aplastaremos
Sin contemplaciones

En los aires estuvo su hábitat
y hoy continua frecuentando
El Arbol de la Ciencia
Del Bien y del Mal


II

  Caminante, gitano de corazón
Esperaba ansiosamente
El paso de las caravanas
Por el desierto y la retama
Serpenteando por los pequeños pueblos
De una España curtida por el sol
De un Mar Mediterraneo
Por donde nos llegaron las cartas del Tarot
Marsella hablaba através de símbolos y Arcanos
Todavía las ruinas dejan sentir la majestuosidad
De los templos moriscos y los beduinos
Rostros tostados por calores purificantes
El hambre no exacerbada por el hallazgo
Por encontrar siempre un camino nuevo
Las torres guardan el eco de antiguos califatos
Poema sufi viajando por las arenas
Recorriendo con su erótica caricia
Las dunas y los pueblos de Marrakesh
Y pronto la mirada se detiene
Entrejiendo sueños de las mil y una noches
Mientras los dioses y sus divinas compañeras
Puedan mirar con agrado a la raza gitana
Luego habremos robado el fuego
Asaltado en bloque a la masa divina

Dueños del rastro que vamos marcando

La marcha es larga y nos acompañan las canciones
Aquel piano y violín que recordamos
El acordeón que vuelve noche tras noche
Los tambores que hacen girar
Nuestro sol carnavalesco















Ven Samantha, Lilith hagan de una buena vez
Las paces con esta raza alienada por los reyes malditos
Vuelve a sacar de tus entrañas la cosecha de musicos
De nuevos piratas que roben el fuego de los dioses
Porque ya muchos charlatanes
Han visitado nuestras tiendas
Y los que se decían los iluminados
Permitieron la entrada de extraños gigantes
Y de hiedras pansexualistas

Creemos que la oscuridad encierra mucha luz en verdad
La noche revela todo el entramado de la mansión estelar
Mientras el sol entronizado en su inmensa claridad
Termina por opacar del todo a sus colegas luminarias
Te convirtieron en el dueño de la tierra
Y del destino de tus criaturas
En la figura de Osiris, de Apolo, de Cristo
Y de muchos auto-cristificados
De modo que eres consumido
Cada domingo en la misa pagana










miércoles, 18 de enero de 2017

Ultimas Noticias de Un Delictuoso Cadaver




I

En tus tiempos de guerra y de paz
Buscando en las arenas del desierto
Las doradas dunas del sol antiguo

Donde los camellos dicen su plegaria
Ahí, Los santos y los derviches han dado su salmodia
De silencios y aguas espirituales

Entregando acaso gato por liebre
A los caminantes acosados de visiones
Los alucinados que se quedaron de viaje
En la maraña de sus pensamientos
Desde el día en que un misil de psicodelia
Fue lanzado hacia su cerebro

No obstante al perro no lo capan dos veces
Al menos una señal de alerta
Lo hace correr por su propia vida
Hasta no dejarse enredar
Por las serpientes capilares
De la ominosamente impredecible
Medusa de los navegantes bohemios

Cazadores que una vez fueron cazados
Y en lo sucesivo no van más que detrás
De las estrellas y de las nubes que pasan
Antiguos dragones de humo y pantomima
Hoy saben que más vale ratón vivo
Que un majestuoso león muerto


II

Ven hermosa, ya paremos de tanto trillar el grano
Que su aspereza no da signos de ceder
Los piratas nos han dejado sólo el maelstrom huérfano
Vacío tormentoso de los siete mares
Donde la tierra es el recuerdo de guerras
Que sucumben ante el avance de las aguas turbulentas

Así como la dinamita apaga los incendios del petróleo
La bomba atómica apaga el fuego de la guerra
Si, los humanos vamos forjando las sendas de la ironía
La Bomba H provocando que la paz sea cierta

Adolph Hitler sigue acariciando su bigote
Desde su apasionada isla de conquista dramática
A ratos lanza ahullidos desesperados de lobo
Mientras Eva Braun le acaricia el lomo
Y le dice, tranquilo papi las estrellas tuyas son
Nunca más el Nazareno
Las ruedas de tu carruaje imperial
Trabará con su cruz de madera.


III

Danza macabra apenas trastocada
Por la luz de las detonaciones
En la primera fila no ves más que a los clones
Bebés de la montaña y de las favelas
Haciendo eco a pistoletazos
De la obscena filosofía colonial
Detentada en clave de Reserva Federal
Muñecos de cerebros enjuagados
En lluvias de sangre y acero
Salvaguarda de los impresores
Del papel moneda
De los refinadores
De la moneda blanca

Corazón colapsado de la civilización
Enervado sistema por cuyas venas
Viajan las reacciones bioquímicas
De una matriz compleja y azarosa

Sin embargo una sola inteligencia
Se encuentra enrutándolo todo
En virtud de sus propios presupuestos
De sus privadísimos intereses de Demiurgo
De maquinista que no cuenta con ninguna
De nuestras empresas particulares
De nuestros afiebrados propósitos
De gigante trascendencia
De salómonica sabiduría
De Caballeros de Seingalt


Epílogo

Se queda corto el cósmico y caballeresco Hidalgo
Se ha disuelto en un gigantesco hoyo negro la pantomima
Renacen inadvertidos sarcillos del lado oscuro 
Manifestaciones de la voz de profecía
La voz de los antiguos siempre ignorada

Como era en un principio sigue siendo
Tiempo cíclico de eventos que se repiten
Aún en sus antípodas
Aún en su lado oscuro
Vino que antes fue veneno

Oración del incrédulo
Más valiosa que el clamor
De mil creyentes


martes, 13 de diciembre de 2016

Daremos Caza a la Serpiente y la Aplastaremos




Un par de siglos en que contamos
El reparto de la tierra primigenia
Entre una casta de élites advenedizas

Es necesario limpiar el camino de estorbos
Dijeron los conquistadores y luego colonizadores
Desde entonces celebrábamos como locos
La victoria de la mayoría.

Menos mal no se vinieron los ingleses
A conquistarnos porque pudimos ser los mismos
Estados Unindios de Suramérica
Otro monton de sátrapas imperialistas
De la peor calaña y tendencia

Sin embargo el templo de la naturaleza
Recibió la semilla de los Spaniards
Tornándose todo en la vorágine
De acentos, intenciones y conformaciones
Donde más pronto que tarde empezarían
Los líos de tierras en un torbellino demagógico
Y de esas ominosas construcciones
Como son los partidos políticos

No tardarían las consignas santanderistas
En atizar los bríos del partidismo
Y los maliciosas legulelayadas de los tinterillos
Que por más títulos que se inventen
En universidades de la ciudad de Paris
Siempre terminan defendiendo lo indefendible

Como rotundas prostitutas del Derecho

Le daremos caza, eso es seguro
Más temprano que tarde aplastaremos
Su cabeza como concha porosa
Impregnada de los acentos
Del Pinche Tirano

Son limitadas nuestras armas
Impredecibles nuestros recursos
De estudiosos camaradas 
En las garitas de su soledad

No va más ese reptil
Ese oscurecedor de nuestros caminos
Juntos venceremos sin él
Sin su intervención
Mesiánica y con aires
De redención.

Ella siempre buscará
Ahogarse en sus propios venenos
Y llevarse a cuantos más pueda
Dentro de un remolino
De públicas intoxicaciones
Y enmierdamientos

Su fin está cerca
Le corre como un frío
Por su espina dorsal
Se opacan sus escamas
E inicia su propio colapsamiento
Desde su madriguera
En el Atlántico
O su apartamento sitiado
Por los oficiales de seguridad
Pagados por toda una nación
De Contribuyentes

Ex todo
Ex poderoso
Ex patriota

Tienes los días más contados
Que las vidas del ciempies
Que los tentáculos del pulpo
No hay nada que no toques
Omnipresente payaso malévolo
Mediática rata de la sinrazón
Abogado sin escrúpulos
Robbin Hood invertido
Deus Inversus